Comenzando a usar Twitter

No Comments

Twitter, la red social de los 140 caracteres, te ofrece la posibilidad de crear y desarrollar tu propio microblog. Lo primero que nos tenemos que preguntar es… ¿para qué quiero estar yo en Twitter? En un artículo anterior (ver artículo) exponíamos los motivos para estar en esta red social.

Lo primero que nos tenemos que preguntar es para qué queremos estar presentes en Twitter: para potenciarnos a nivel personal, para decir todo lo que se nos ocurra o para seguir a nuestros famosos favoritos. Inicialmente, y mucha gente sigue haciéndolo, Twitter se usaba esencialmente para comentar lo que estábamos haciendo: «estoy en el cine», «estoy tomando un café», «estoy de cerveceo en el centro». Sin embargo, ahora nuestros followers (o seguidores) esperan que emitamos contenidos de interés, que creen tendencia y relacionados con nuestro sector profesional. Ahora vamos a ver un breve tutorial sobre cómo dar nuestros primeros pasos en Twitter.

Crear una cuenta en Twitter.

Darnos de alta en Twitter es extremadamente sencillo. Accedemos a la página principal de Twitter a través de https://twitter.com/. Únicamente debemos introducir nuestro nombre, e-mail y contraseña y pulsar «registrar en Twitter». Nos aparecerá la siguiente ventana (datos de una cuenta mía de ejemplo), la rellenamos y hacemos clic en «crear mi cuenta».

Ahora nos encontramos con un breve  tutorial (que podemos saltar) en el que nos permite seguir a famosos, buscar contactos de nuestro correo electrónico y subir nuestra foto (tener una foto en Twitter es esencial, el no tener foto provoca recelo y desconfianza y la gente no te seguirá). ¡Y ya está! Ya tenemos cuenta en Twitter.

Rellenar nuestro perfil en Twitter.

El siguiente paso es rellenar el perfil en Twitter con nuestros datos. Para ello acudimos al icono que aparece en la parte superior derecha (un icono de persona) y pulsamos «ver mi página de perfil». Hecho esto, ahora hacemos clic en «editar tu perfil». En este punto, los aspectos más importantes son la fotografía y editar tu biografía. La biografía aparece siempre acompañando tu foto, es decir, cuando alguien se esté planteando seguirte lo primero que ve es tu fotografía y tu biografía así que, por tanto, ambas deberán estar lo más cuidadas posibles para lograr el follow. Solo puedes poner 160 caracteres en tu biografía por lo que te aconsejo que planifiques bien cómo emplearlos. Debes centrarte en tu sector o en tus campos de interés añadiendo hastags (#). Un hastag en Twitter es una etiqueta. Por ejemplo, si buscamos empleo de marketing podemos poner: Busco #empleo en el departamento de #marketing. De este modo, la gente cuando busque personas en de estas temáticas apareceremos nosotros.

Buscar personas a las que seguir.

Una vez buscados a todos nuestros amigos del correo en el tutorial que ofrece Twitter a la hora de crear la cuenta vamos a centrarnos en buscar a personas de nuestro sector. Acudimos al buscador de la parte superior. Igual que nosotros podemos etiquetarnos para aparecer en las búsquedas, también podemos usar los hastags para buscar a gente con intereses comunes. Por ejemplo, podemos introducir el #empleo y podremos ver tanto los tweets que contengan estas etiquetas, como personas (generalmente empresas) centradas en publicar empleos como vídeos e imágenes.  Otra forma de encontrar personas es pulsar el botón #Descubre en la parte superior izquierda. Aquí podemos encontrar a nuestros amigos  y personas que conozcamos o a usuarios que nos recomiende Twitter en función de nuestros intereses. Para buscarlos, introducimos su nombre o usuario (el usuario siempre precedido por el símbolo @, por ejemplo @EduardoMatnez8).

Publicar un Tweet o un Retweet en Twitter.

Ahora comenzamos a publicar nuestros contenidos. Acudimos a nuestra página de inicio y nos fijamos en la parte superior izquierda. Tenemos el siguiente recuadro.

Ya vemos donde tenemos que escribir el Tweet. Ahora veamos las características principales de Twitter: todo lo que quieras decir lo tienes que concretar en solo 140 caracteres. Si quieres publicar una URL, Twitter automáticamente te la acorta (aunque existen otros acortadores como Bitly si deseas que no aparezca el texto). Aquí también es recomendable que hagas uso de los hastag para etiquetar  tus contenidos. También puedes mencionar a un usuario de Twitter (siempre precedido por el símbolo @).

Un Retweet es aquella publicación de otra persona que consideras de interés y que, por tanto, consideras interesante compartirla con todos tus seguidores. Asimismo te interesa que la gente pulse retwittear a tus publicaciones ya que, de este modo, alcanzarán una mayor cobertura (si te retwittea una persona con 2000 followers, tu publicación llegará a 2000 personas nuevas).

Interacciones y menciones en Twitter.

Finalmente señalar que Twitter no es ni mucho menos un canal unidireccional en el que escribes tus Tweets y la gente te lee. Nada más lejos de la realidad. Es un canal bidireccional en el que parte de tu posicionamiento se basa en tus relaciones con los demás usuarios. Para ello accedemos al botón @Conecta de la parte superior izquierda y podemos estudiar nuestro impacto en Twitter. En Interacciones aparece una gran cantidad de datos: tus nuevos followers, las personas que han retwitteado alguna de tus publicaciones y las personas que te han nombrado. Las menciones están focalizadas únicamente a las personas que te han nombrado.

Y esto es todo. Espero que te animes a crear tu propio microblog en Twitter y que le saques el mayor partido posible.

 

Certificados



Blogger por placer, Social Media por diversión y SEO por pasión. Actualmente trabajo como consultor SEO en Adrenalina Internet Group.

Leave a Comment