La velocidad de carga de tu sitio web, elemental para tu posicionamiento web

1 Comment

La velocidad de carga de tu sitio web es una parte esencial de tu posicionamiento SEO. No todo en el SEO consiste en optimizar contenido y construir enlaces. Nuestro sitio web debe ofrecer una buena experiencia de uso, con una página cuya velocidad de carga sea rápida ya que por cada segundo adicional que tarde en cargar la página aumenta exponencialmente la posibilidad de que nuestro usuario se desespere y abandone cabreado nuestro sitio web… ¿queremos eso? ¡Claro que no! Porque aparte de estar ofreciendo un servicio pésimo a tu usuario estamos fastidiando las estadísticas de tu sitio. Datos como la tasa de rebote y el tiempo medio de visita estarán cayendo en picado, lo que no sienta nada bien al posicionamiento SEO.

 

El primer paso para medir la velocidad de carga de tu sitio es medir la situación actual. Existen dos herramientas fundamentales para medir la velocidad de carga de nuestro sitio: Yslow y PageSpeed, extensiones creadas por Yahoo y Google respectivamente. Estas herramientas miden la velocidad de carga y te ofrecen una puntuación respecto a lo que consideran el estándar optimizado.

Personalmente a mí me gusta más una herramienta llamada GTmetrix. No necesitas instalarla, simplemente entras y escribes la URL de la web que quieres inspeccionar.

La puntuación es de A a F.

La A significa excelente, la velocidad de carga es óptima.

Sin embargo, la F significa desastre, hay que mejorar la velocidad de carga del sitio web.

Esta herramienta también te indica el tiempo de carga medio de tu sitio web. Recuerda que lo óptimo es que no supere los dos segundos de carga.

Ahora veamos varias cosas que puedes hacer para mejorar tu sitio web.

  • Utilizar páginas HTML estáticas siempre que te sea posible, ya que su carga es mucho más rápida.
  • Huir de películas Flash. Los buscadores son incapaces de leer estas animaciones, empeoran la velocidad de carga de tu sitio web y, en definitiva, empeoran tu posicionamiento SEO.
  • Vigila el tamaño y peso de tus imágenes. Tienes que intentar que tengan una resolución que garantice la visibilidad pero que no alcance un peso excesivo.
  • Evita los alojamientos gratuitos. Al ser posible deberías tener un servidor dedicado pero si no puedes permitírtelo, por lo menos gástate 30 euros al año en tener una mínima capacidad.
  • Fijar fecha de caducidad para tu contenido (especialmente las imágenes). Para ello debes tener un servidor de Apache2 y añadir en tu htaccess el siguiente texto

    <FilesMatch «\.(flv|gif|jpg|jpeg|png|ico|swf)$»>

    Header set Cache-Control «max-age=2592000″

    </FilesMatch>

  • Comprimir los elementos con Gzip. De este modo aumentamos la velocidad del sitio web.

 

Certificados



Blogger por placer, Social Media por diversión y SEO por pasión. Actualmente trabajo como consultor SEO en Adrenalina Internet Group.

Leave a Comment

    • Ana
    • 20 octubre, 2012
    Responder

    Hola Eduardo,

    Interesante post! Lo que no me queda claro es el penúltimo punto «caducidad del contenido». ¿Podrías explicar un poco más en qué consiste esta práctica? ¿Qué pasa con ese contenido tras la fecha de caducidad? ¿Deja de estar publicado?

    Gracias de antemano!!